Servicios
Centro Vitalissim


cursos on line
   Kinesiología Emocional   
Guias emocionales
Tweeter!

Entradas con la etiqueta ‘cortejo’

FALSOS SEDUCTORES

seducción, amor, enamoramiento, huidizoEl mito del amor romántico encarnado en personajes novelísticos como Don Juan o Casanova nos ofrecían un arquetipo de hombre libre, inalcanzable, seductor que manipulaba a su antojo a las doncellas débiles y dulces que caían prendidas ante sus dotes amorosas. Este arquetipo no se quedó en el siglo XIX sino que aún perdura actualmente dejando “cadáveres amorosos” allí por dónde pasa.

Este tipo de personas han sido objeto de muchos análisis para conocer mejor cuál es su comportamiento, qué esconden detrás de esa fachada de sobre-estima y cuál es la recompensa que obtienen. El resultado es desalentador, pero más vale conocer cuáles son sus características por si tienes la mala suerte de tropezarte con alguno de ellos.

Este síndrome de “donjuanismo” lo padecen en una gran mayoría hombres, personas insatisfechas personalmente, infieles por naturaleza y manipuladoras en crear falsas emociones. Su única motivación es conquistar de forma compulsiva, sentir la pasión de los inicios del cortejo. En la mayoría de los casos, el sentimiento amoroso hacia la otra persona es inexistente, al igual que las relaciones sexuales no son prioritarias para él, no es el típico ligón que solo busca saltar de cama en cama. Leer el resto de esta entrada »

LOS FRACASOS AFECTIVOS

La capacidad para disfrutar del amor es un criterio interno, la capacidad que tenemos las personas para    elegir aquello que deseamos y gozarlo. Claro que, no todas las personas tienen claras sus prioridades, o dicho de otra forma, qué buscan y qué quieren de una pareja. Ahí vemos la carencia de poseer o no Inteligencia Emocional Afectiva.

*1 Los que carecen de ella justificaran que su amor lo viven con total realidad y que se dejan llevar por sus impulsos emocionales, y que es imposible que medie la inteligencia cognitiva. Menudo error! Poseer inteligencia emocional es un gran recurso para evitar que los sentimientos perturbados por el amor nos lleven a comportarnos según nuestro estilo afectivo, desde la preocupación, la histeria, la melancolía, la exaltación , el pesimismo, el optimismo ciego, la depresión anticipada….. Nuestras pautas sentimentales se activan como un esquema desencadenante grabado en nuestro subconsciente y vuelve a aflorar ante similares situaciones. Así pues nos comportamos de la misma forma, obteniendo los mismos resultados que con parejas anteriores.

Teniendo en cuenta todo esto podemos valorar que, el primer fracaso de la inteligencia afectiva puede consistir en confundir los afectos; y te preguntarás ¿cómo puedo confundir los afectos? Leer el resto de esta entrada »