Servicios
Centro Vitalissim


Cambia tu vida con PSYCH-K
   Kinesiología Emocional   
Guias emocionales
Tweeter!

Sexo Oral (III) – La química de la pasión

La Química de la Pasión

La Química de la Pasión

¿Qué impulso nos lleva a sentirnos atraídos por una cierta persona?

Toda relación amorosa se puede dividir en diferentes fases : flechazo o enamoramiento, atracción sexual, unión constante. Los síntomas que aparecen en cada una de estas fases vienen provocados por la actuación de diferentes hormonas –adrenalina, feniletilamina, dopamina, oxitocina…). Pero ¿por qué estas hormonas no se “disparan” por igual con cualquier persona del sexo contrario?

Según la bioquímica la respuesta la tendrían las feromonas, unas sustancias químicas que segregamos con el único fin de provocar un determinado comportamiento en el sexo opuesto, concretamente con la finalidad de atraerlo sexualmente.

La pasión amorosa nos hace perder el control  y esta emoción es casi indispensable al principio de una relación, aunque no por ello, el sentirla, sea sinónimo de inicio de un amor.

¿Cómo entonces podemos diferenciarlo?

La atracción física nos lleva a querer estar con una persona sin inmiscuir el amor, puesto que éste puede aparecer o no; por lo tanto, el amor no es requisito indispensable para sentir y vivir una relación pasional. La pasión implica tener una predisposición al acercamiento, un deseo sexual por aquella persona pero muy posiblemente el enamoramiento no tenga cabida en ese impulso inicial.

La pasión implica un disfrute, un goce por sí mismo, dejarse llevar por lo que sientes y lo que ves sin mezclar el sentimiento amoroso. Quizás el hecho de no interferir sentimientos, produce una especie de liberación emocional en la persona, puesto que el único fin se basa en el placer mutuo. En este caso, al no existir compromiso ni voluntad amorosa, la mente se siente más libre de prejuicios, de cumplidos, de ideales románticos, puesto que lo que se pretende es dar y recibir placer, dejando a un lado la seducción con el fin de enamorar.