Servicios
Centro Vitalissim


Cambia tu vida con PSYCH-K
   Kinesiología Emocional   
Guias emocionales
Manuales emocionales
Tweeter!

QUE VA, QUE VA!! YO NO SOY ADICT@….

No tienes ni la más mínima idea, como la mayoría de otras cosas propias que ni tan sólo prestas atención. Eso sí, el ojo que no tenemos con nosotros mismos parece ser que lo tenemos con los ajenos y nos llenamos la boca criticando a diestro y siniestro supuestos problemas de los demás, y cuándo estos problemas son evidentes, como el que es drogadicto, alcohólico o maltratador, encima, nos creemos con la potestad de señalarlos con el dedo.
Pues bien, sólo deciros que uno no se hace adicto a una sustancia o a una persona, sino que te enganchas a la conducta adictiva. El adicto es una persona con grandes miedos e inseguridades que encuentra una salida, un alivio, una huida en la propia conducta adictiva. Soy tímido/a, inseguro/a.. pues me meto una pastilla, me emborracho o me meto coca. Mi vida me atormenta porque no sé qué hacer o todo me sale mal… quizás me ayude hincharme a pastillas psicotrópicas (esto es fácil solo es cuestión de ir al médico).

Tengo ansiedad porque soporto un trabajo que no me gusta pero ni por asomo pienso en dejarlo porque no confío en mis capacidades y porque creo que no sé dónde puedo caer muerto/a, y prefiero ir de víctima por la vida y echarle la culpa a mi jefe/…. pues me hincho a comer todo lo que pillo de forma compulsiva o juego en la maquinita del bar (antes que se podía fumar también me iba de perlas). Pero el caso que más abunda en nuestra sociedad y que nadie identifica como adicción, pero que más de uno/a habrán encontrado es el de la dependencia emocional. Una persona que depende de otra para sentirse querida/o. Claro que el dependiente emocional llamará amor pasional a lo que siente (en cada una de las relaciones) cuando en realidad lo debemos llamar adicción.
Y muchos/as diréis que no, que eso no es así, pero ¿a cuántas tipas y tipos conocéis que cada fin de semana están con personas diferentes? ¿Cuántas personas conoces que cuando lleváis viéndoos algunos días seguidos (después de decirte que eres el hombre o la mujer de su vida), cogen la puerta y nunca más se supo? Este tipo de personas que cambian de conquista como de kleenex necesitan reafirmarse a través de otra persona. Hablando claro, sus carencias ni las ven ni las quieren ver, pero eso sí, creen que ligando, teniendo sexo (más por necesidad de reafirmación que por deseo) con personas diferentes llenaran sus huecos de personas vacías y sin sentido que son.
Así que ojito…. una persona adicta a la dependencia emocional huye de sí misma/o y de la realidad que no le gusta… Mala pareja si realmente tu interés es iniciar una relación sentimental.