Servicios
Centro Vitalissim


Cambia tu vida con PSYCH-K
   Kinesiología Emocional   
Guias emocionales
Manuales emocionales
Tweeter!

Mitos y creencias sobre el amor

Mitos y creencias del amor

Mitos y creencias del amor

Hay creencias y confusiones sobre el amor que hoy en día aún se mantienen, y la gran mayoría de ellos generan el riesgo de entorpecer o romper muchas relaciones. Estos mitos con los que hemos convivido han surgido producto de falsedades y moralismos sobre el amor romántico, sobre el amor de pareja y sobre lo que la sociedad, los progenitores, los profesores y amigos/as de nuestro entorno nos inculcaron sin ánimo de convertirnos en analfabetos emocionales, frustrados infieles, descomprometidos amantes y huérfanos amorosos.
Para todas aquellas parejas que empiezan el año replanteándose la situación en la que conviven, para aquellos/as que se proponen iniciar una relación de pareja o para los/las que creen que esto del amor está en desuso y presumen de sus destrezas afectivas, advertirles que las creencias amatorias no conciben excepciones y que abordan a todos por igual. Ya es una labor propia la de comenzar a replantearlas y refutarlas para así evitar, en el caso de ruptura, infidelidad, incomunicación, agitación emocional,  y otras variantes negativas que abordan a nuestro mundo afectivo, un cataclismo emocional que nos deje inhabilitados sentimentalmente.
Vamos a repasar algunos de los mitos o creencias infundadas y mal entendidas sobre el amor, y sus posibles consecuencias adversas.

MITO DE LA MEDIA NARANJA : creencia que nos induce a pensar que nuestra pareja estaba predestinada única y exclusivamente para nosotros/as y que es la mejor elección posible. Algo así como si el destino, una vida anterior o un karma a superar nos haya puesto en nuestro camino el/la que “tiene que ser nuestra media naranja” porque así está marcado (no sé, quizás por el oráculo de Delfos?…). Este mito está muy extendido socialmente y crea mucha frustración puesto que nos induce a pensar que somos seres incompletos y que solo encontrando al hombre o mujer que nos complete podremos ser personas valiosas y que aquellos/as que no encuentren a su media naranja vivirán una existencia triste y vacía.
Esta creencia promueve que creamos que hay alguien hecho a nuestra medida, es decir, que encaja perfectamente con nuestro carácter, comportamientos, gustos, etc., y que, por tanto, no cabe duda que seremos felices y que jamás tendremos conflictos. No os suena a el final de los cuentos “…fueron felices y comieron perdices”. Todo amor, todo entendimiento mutuo, sin necesidad de esfuerzo, perseverancia, creatividad, empatía, respeto…. y muchos más adjetivos necesarios para mantener una más que aceptable relación de pareja.

Personas que tienen este perfil de creencia suelen pensar que su pareja es una especie de mentalista que lo debe saber todo sobre sus gustos, necesidades, atenciones y expectativas, ya que entiende que su “media naranja” al ser la parte que lo/la completa tiene los mismos pensamientos, opiniones, decisiones y gustos. Frases como : “si me quisiera de verdad, se fijaría más en lo que necesito y no tendría necesidad de decírselo” “si no estoy con mi pareja no me lo paso bien” “no entiendo como no se da cuenta de lo que me sucede”….. En fin, toda una retahíla de recriminaciones sinsentido basadas en la creencia del príncipe azul de los cuentos de hadas….. la noticia que quizá aún no saben es que todos llevamos una gran rana en nuestro interior.