Servicios
Centro Vitalissim


Cambia tu vida con PSYCH-K
   Kinesiología Emocional   
Guias emocionales
Tweeter!

Buscar pareja: Realidad o ficción (III)

Estilos afectivos: ¿Cómo amo y cómo me aman?

Estilos Afectivos

Estilos Afectivos

La mayoría de nosotros deseamos enamorarnos y cuando, por fin,  conseguimos una relación de pareja, en más de una ocasión aparecen los miedos. Resulta muy interesante conocer  el estilo afectivo que tenemos para poder vivir en concordancia con él, para integrarlo de forma efectiva como un rasgo más de nuestra personalidad, y de esta forma evitaremos causar mal de amor en los demás. Con esto quiero decir que, el hecho de saber cuál es nuestro estilo afectivo, o lo que es lo mismo, cómo amamos, puede enseñarnos a saber cómo escoger mejor a la pareja.
El tipo de estilo afectivo que tenemos se fija en nuestro inconsciente desde niños y tiene mucho que ver en cómo nos han querido y cuál ha sido nuestra respuesta ante el afecto que hemos recibido.
A través de una serie de experimentaciones, el psicólogo John Bowlby, escribió una teoría conocida con el nombre de la “teoría del apego”. Distinguió 3 tipos de apego : seguro, inseguro y ambivalente. Su observación se basó en una serie de actividades dónde participaban las madres con sus hijos. Esta actividad consistía en que las madres dejaban jugando solos a sus hijos, para regresar en un breve espacio de tiempo. Como era de prever, cuando la madre se iba, los niños lloraban durante unos minutos, pero poco después su atención se fijaba en su juego. Cuando la madre regresaba, los niños con un apego seguro, se alegraban de verla y la abrazaban. Los niños con apego inseguro la ignoraban durante unos instantes (cómo una especie de castigo por haberlos abandonado). Los niños ambivalentes reaccionaban en ocasiones de una forma y en ocasiones de la otra.
Nos guste o no, éste tipo de apego lo mantenemos durante toda nuestra vida.

“EL HOMBRE ESTÁ HECHO POR SU CREENCIA. SEGÚN LO QUE CREA, ASÍ SERÁ” (Bhagavad Gita)

Cuántas veces nos hemos preguntado, ¿qué cosas en común han tenido las diferentes parejas que he tenido? La respuesta es sencilla, la única cosa en común ERES TÚ.
Por lo tanto, la pregunta que nos deberíamos hacer es, ¿cuál es el reflejo que proyecto en los otros? Cómo es que atraigo siempre a un tipo de personas tan parecido?.
Buscar pareja, aquel o aquella que nos complemente, nadie dijo que fuera tarea fácil. Pero cuánto más sepa sobre mí, y, en este caso, sobre cómo amo y cómo lo hago, más cerca estoy de encontrar a alguien que me complemente, que encaje conmigo. Un primer paso consiste en comprender cuál es mi estilo afectivo, porque dependerá del estilo en que ame, que atraiga a personas con ese mismo estilo o a aquellos/as que crean encontrar en mi algo de lo que carecen.
Como siempre, la buena noticia es saber que el estilo afectivo se puede cambiar –“cambia tú y cambiarán tus circunstancias”-. Si tu vida afectiva no ha sido del todo satisfactoria, deberíamos averiguar cómo lo has hecho hasta ahora y cómo podrías hacerlo en adelante. A través de un proceso de coaching se observa e identifica cuál es tu estilo afectivo, y lograr cambiarlo para atraer a otro tipo de relaciones.
En el próximo artículo explicaré los cuatro tipos de estilos afectivos y sus características.