Servicios
Centro Vitalissim


Cambia tu vida con PSYCH-K
   Kinesiología Emocional   
Guias emocionales
Manuales emocionales
Tweeter!

Buscar Pareja: Realidad o ficción (II)

Buscar pareja

Buscar pareja

El verdadero amor no es otra cosa que el deseo inevitable de ayudar al otro para que sea quien es de verdad. (Antoine de Saint Exupéry)

Al iniciar una relación sentimental es del todo imposible posicionarse desde el punto de vista del observador, entendiendo por observador, tal y como explica el coaching, alejarte de tu yo, ponerte en la piel de quien observa una escena sin implicación, de aquel que oye y observa con objetividad.

En muchas ocasiones, esta posición de observador nos ayudaría a entender y comprender nuestras acciones, sin prejuiciar, sin la mezcla de emociones que, generalmente nos gobiernan y nos provocan reaccionar sin pensarlo dos veces.

¿Por qué fallamos tanto en el amor? ¿Cuántas veces hemos pensado que elegimos a la persona equivocada? ¿Por qué tantas veces nos hemos resignado a continuar con relaciones dolorosas o irracionales? Creemos que el amor es infalible, que “por fin” hemos dado con la persona adecuada, que podemos cambiar aquellos aspectos de la persona que no nos gustan. Pero lo que olvidamos es que no todas las propuestas afectivas pueden ser las más beneficiosas para nuestro bienestar. Todos somos merecedores de amor, todos queremos sentir que nos aman y dar amor. Y es por este sentimiento, que nos mueve por dentro y por fuera, que aún sin saberlo, buscamos a ese alguien que nos haga vivir el amor. Buscar pareja, para muchos/as se ha convertido en una mera competición; cuántos/as más conozca, más posibilidades tengo de dar con ÉL o ELLA. Para muchos otros/as, buscar pareja, no es ninguna competición, ni tan solo tienen el punto de atención en ello, sino que viven felizmente en su condición de “singles” y conocen, comunican, comparten y disfrutan de relaciones de amistad, sin pensar más allá de lo que ahora están viviendo, sin etiquetar, sin expectativas. Como ahora lo llaman, “fluir”, sin más (que ya es mucho).

Teniendo en cuenta lo dicho, no estaría de más tener en cuenta algunas actitudes o estrategias que nos ayudarían a enfocarnos mejor en saber realmente lo que queremos de una relación sentimental.

Buscar Pareja

Buscar Pareja

  • Para evitar estilos afectivos dependientes, date a ti mismo lo que esperas que te den los demás (vida social, afecto, cuidados, libertad, independencia económica…).
  • No permitas que nadie te haga sentir inferior, bajo ningún concepto. Si la relación está llena de reproches y críticas hacia ti, por lo que haces, como lo haces o por cómo eres, lo más sensato es alejarte.
  • El enamoramiento surge del respeto y de hacerse respetar, nunca jamás del servilismo ni menguando la autoestima de la pareja con miedos e incertidumbre.
  • Aunque parezca lo contrario, al inicio de una relación sentimental, pueden verse los defectos del otro, aquello que intuyes que podría amargar una convivencia. No caigas en la trampa de pensar que podrás hacer cambiar a la otra persona.
  • Es importante dejar claro, desde un principio, cuáles son las intenciones respecto a la relación. Si hay dudas sobre los sentimientos, sobre la conducta, es necesario hablarlo y tener toda la información sobre lo que quiere una y otra parte.
  • Evita la dependencia emocional por el hecho de evitar la soledad. La soledad no es carecer de pareja, sino una actitud frente a la vida.
  • Si te das cuenta que repites el mismo esquema en las relaciones, si siempre te encuentras con el mismo tipo de personas, es el momento de plantearse averiguar cuál es tu tipo de estilo afectivo. Cuando sepas cuál es, el cambio de conducta para acercarte a un estilo afectivo satisfactorio, y así, atraer al mismo tipo de personas, requiere de esfuerzo y perseverancia. Para estos casos es recomendable la ayuda de especialistas que te orientarán y apoyarán en el cambio.