Servicios
Centro Vitalissim


cursos on line
   Kinesiología Emocional   
Guias emocionales
Tweeter!

Amores Tóxicos(II) – Cuando el amor roza el peligro (5a parte)

Muchas personas buscan desesperadamente el amor, necesitan la aprobación del otro para reconocer su valía, confían más en el otro/a que en sí mismos/as; colman su carencia básica -la falta de autoestima- con el amor subsidiario de la persona que tienen a su lado. Y es por éste déficit de amor propio, lo que puede impulsar a aventurarse a iniciar relaciones sacrificadas, subyugadas a la satisfacción del otro/a para poder recibir muestras de amor y afectividad que uno mismo/a no es capaz de proporcionarse.

EL AMOR NECESITADO. Yo me sacrifico porque solo así puedo recibir

Yo no merezco, yo no soy digno/a, sin ti no soy nada…… Frases poderosas que nuestra mente repite inexorablemente hasta que, quieras o no quieras, acabas creyendotelo. Necesito de ti para ser yo… mal empezamos!!

Son muchas las parejas que sufren lo que se conoce como sacrificio compensatorio, es decir, dar excesivamente y a toda costa para sentirse querido/a. La persona que posee un déficit, vela constantemente por el bienestar del otro para recibir la compensación amorosa. Si yo me anulo y ésto permite que tu me quieras más, lo haré; y lo hago porque no me quiero lo suficiente, porque no creo en mi ni en mis posibilidades, y cómo sólo tu ves en mi algo bueno, tengo que mantenerlo, por eso…. sin ti no soy nada! Un bucle peligroso y enfermizo que acaba por desgastar la relación, puesto que no siempre se recibe lo que uno espera, y el dar.. por dar.. sin recibir a cambio, no suele extenderse demasiado en el tiempo.

Si crees que debes ser un incapacitado emocional para recibir, empiezas a tener un grave problema. Si necesitas ser amado para que tu vida tenga algún sentido y eres capaz de hacer lo que sea a cualquier precio… el problema aún es peor.

La baja tolerancia a la pérdida afectiva provoca que muchas personas soporten estoicamente cualquier tipo de comportamiento inadecuado, intolerable y violento de la pareja, y, creyéndose que lo merecen aún colman más de afecto y sacrificio personal al otro/a.

No se ha de caer en la mala influencia que han provocado ciertas filosofías que ensalzan el sacrificio irracional como muestra de amor verdadero. Jamás se ha de perder la dignidad e identidad personal para amar y ser amado. No tienes que despersonalizarte y olvidar tu ser para recibir amor. Si tu relación se basa en el cambio de personalidad para agradar al otro/a, te has equivocado de persona puesto que no te ama. Si crees que para ser amado/a debes subyugarte a tu pareja y perder tu esencia, el problema lo tienes tú. Amate con respeto y dignidad y recibirás un amor saludable y honesto con quien compartir todo lo bueno que tienes.